(0)

Corrector de ojeras: Como escogerlo
Corrector de ojeras: Como escogerlo

¿Cómo elegir un corrector de ojeras adecuado?

Si te has preguntado esto, aquí van algunas consideraciones que no deberías ignorar antes de elegir el corrector de ojeras ideal para ti.

El tipo de imperfección a cubrir: Cuanto más marcada la pigmentación en la zona inferior del ojo, es más necesario un corrector de mayor consistencia, como en crema o barra.

El envejecimiento de la piel: Si tu piel tiene arrugas, evita los correctores y bases espesas. Estos productos, obviamente, resaltarán las arrugas y las líneas de expresión producidas por la edad.

La ocasión para el maquillaje: Cuanto más liviano el producto, más natural será el acabado del maquillaje.

Colores y tonos

Elegir el color del corrector de ojeras puede ser una tarea complicada dada la cantidad de productos que el mercado nos ofrece. Existe una gran variedad de texturas (en barra, en crema, en lápiz, líquidos…) y de colores, desde los tonos piel a los correctores de tono cuya labor fundamental es matizar las imperfecciones; por ejemplo, para neutralizar una piel muy amarillenta hay que aplicar antes del maquillaje una pre-base o corrector malva. Si vira al verde oliva, mejor con pigmentos rosas.
– Los correctores beige claro uniformizan y aportan un plus de luminosidad a la piel.

– Los correctores verdes camuflan rojeces.

– Los correctores azulados nos sirven para igualar el tono de pieles oscuras.

– Los rosas proporcionan resplandor.

– Los malvas son perfectos ante situaciones de estrés en las que nuestras facciones reflejen el cansancio.

Hay que tener en cuenta que un corrector muy claro está dando volumen a la zona en la que se aplica, por ello, no conviene en caso de bolsas hinchadas o relieves muy marcados. Por su parte, los tonos oscuros hunden, y son los que nos convienen en caso de bolsas.

Las ojeras muy azuladas necesitan ser matizadas antes aplicando un pre-corrector que siga las reglas de la teoría del color: los colores complementarios, neutralizan. Cuando hay poca ojera oscura, con un corrector de ojeras dos tonos más claro que nuestra piel o la base de maquillaje que utilizamos, sería suficiente para aportar un poco de luz. Por el contrario, si hay ojeras oscuras que viran al gris, mejor matizarlas con correctores que contengan pigmentos anaranjados o salmón, si las ojeras viran al azul, elige pigmentos amarillos.

Puedes optar por los “todo en 1” que ofrecen algunas marcas, paletas que contienen los tonos esenciales para una buena corrección del rostro. Y recuerda: una buena corrección de la ojera es suficiente para lucir un maquillaje perfecto

Importante a la hora de comprar

Este es un consejo muy importante. Prueba siempre el corrector de ojeras en tu piel, y específicamente en el contorno del ojo. Lo peor de todo es que la mayoría de la veces cuando se prueban el producto, colocan una muestra en la parte externa de la mano. La piel de la mano no tiene la misma tonalidad de la ojera que intentamos cubrir y esto puede hacernos comprar un tono que no sirva. Tómate el tiempo necesario para consultar varias marcas, ya que es un producto caro y al que le exigirás un resultado óptimo.

La mejor forma de evitar desilusiones es probarlo.

Finalmente, evita los formatos que por sus envases sean caros y contengan poca cantidad de producto.Un buen ejemplo de esto son los correctores que vienen con pincel incorporado. Siempre te rendirá mas comprar un pincel profesional para corrector, que con algunos cuidados te durará de por vida.